miércoles, 28 de mayo de 2014

Refundar el PSOE ¿Por qué refundar? ¿Qué es refundar?

Hola a todas/os.

"Nunca te bañarás dos veces en el mismo río". Sentencia de la Grecia clásica que, entre otras muchas reflexiones, suscita una fundamental: las oportunidades solo pasan una vez. El río pasa, y si quieres disfrutar de ese momento exacto en ese río, debes meterte entonces. Después ya no será nunca el mismo río.

Muchos lloramos, literalmente, al mediodía del 5 de febrero de 2012, cuando se cerraba el 38º Congreso del PSOE. Había ganado Rubalcaba. Nos mirábamos desolados y sí, llorábamos. Porque supimos en aquel instante crucial que el río había pasado y ya no sería nunca el mismo río. Se había perdido una oportunidad única que no volvería. El PSOE, posiblemente, había empezado a morir.

Muchos pensamos aquel domingo en abandonar. Pero decidimos convertir la tristeza en rabia, abandonar el río y echarnos a la mar, fuéramos cuantos fuéramos. El camino ha sido largo, está siendo largo. Y duro. Compañeros que te insultan, que te ningunean, que te humillan, que te dicen que te vayas. Gentes de izquierdas que te dicen que te vayas con ellos, que te quieren, que abandones ya ese barco sin rumbo. Pero nos miramos a la cara entre nosotros y vemos socialistas con pasión por la política de verdad; con emoción por cambiar las cosas; con verdadera angustia por lo mal que lo está pasando la gente; con honestidad y ganas de trabajar; con ilusión, aunque parezca increíble. Y nos sostenemos unos a otros, y seguimos hinchando velas una y otra vez.

Y llega otro domingo, el domingo 25 de mayo de 2014, que nos da la razón. El PSOE está muriendo. Y una vez más lo vemos. Ahora ya lo ve casi todo el mundo. Menos quienes dirigen. No estamos contentos por tener razón. Pero la tristeza la volvemos a convertir en rabia y en fuerza, y decidimos seguir defendiendo lo que siempre hemos defendido.

Las aguas de la renovación pasaron por el río del 38º Congreso, pero no hubo renovación, y aquellas aguas se fueron. El río ahora es otro. La renovación ya no es suficiente. Un Congreso cualquiera no es suficiente. Unas primarias abiertas, necesarias, no son suficientes. Son operaciones paliativas para un enfermo que muere. Nosotros no queremos enmascarar el dolor, queremos salvarle la vida. La renovación debe ser ahora Refundación.

¿Qué es Refundar? ¿Por qué Refundar?

1. Lo dice la Real Academia de la Lengua: "2. tr. Revisar la marcha de una entidad o institución, para hacerla volver a sus principios originales o para adaptar estos a los nuevos tiempos". ¿Quién duda de que el PSOE debe volver a sus principios originales? ¿Quién duda de que debe adaptarse a los nuevos tiempos? Hay que revisarlo, sí, y por tanto refundarlo.


2. Refundar porque unas Primarias, por muy abiertas que sean, no suponen apertura con las normas actuales. ¿Qué militante puede conseguir 10.000 firmas en 15 días? Solo aquel que ha pertenecido a las direcciones que deben irse. Solo aquellos que han estado sentados a la diestra o a la siniestra del padre.

3. Refundar porque un Congreso, por muy extraordinario que sea, no supone cambio con las normas actuales. ¿Qué cambio puede haber en un congreso al que van 1.000 militantes de los 200.000 que se suponen censados? ¿Qué legitimidad en un momento crítico como este tiene un 0,5% del partido? Delegados, muchos de ellos, elegidos por las direcciones que deben irse.

4. Refundar porque hacen falta normas nuevas. Para los congresos, para las primarias, para que los corruptos no quepan en nuestras filas, para que nuestras siglas no sirvan para quien no sabe hacer otra cosa que vivir de la política, para que nadie pueda estar 20 o 30 años de cargo en cargo y de sueldo en sueldo, para que no podamos hacer políticas de derechas cuando estamos gobernando. Cambiar muchas normas.

5. Refundar para implantar una cultura política de la fraternidad y no de la puñalada. Para que el partido tenga, por primera vez en su historia, cierta unidad dentro de la diversidad. Para que dejemos de competir y empecemos a colaborar.

6. Refundar para cerrar este infinito círculo vicioso de congresos, primarias y conferencias, y dejemos de una vez por todas de hablar de nosotros para hablar de la ciudadanía, con la ciudadanía, para la ciudadanía, hacia la ciudadanía.

7. Refundar porque solo así seremos creíbles. La ciudadanía ya no nos mira, no nos escucha, no nos quiere. Les hemos enfadado, y con razón. Solo con una catarsis pública podremos recuperar la confianza, o parte de la confianza, y quizá, solo quizá, vuelvan a votarnos.

8. Refundar para dar paso a caras nuevas, sin hipotecas, para terminar con los cargos heredados y los políticos profesionales. Para que cuando un ciudadano vea a un socialista no piense que tiene enfrente "a otro del PSOE" sino a otro ciudadano como él.


9. Refundar para dejar de ser enemigos de las otras izquierdas. Para crear espacios de diálogo, de entendimiento, de colaboración. Para ser singulares sin ser excluyentes. Para ser fuertes abandonando la soberbia. Para poder gobernar entre todos desde la izquierda un país que es de izquierdas.

10. Refundar para volver a disfrutar de la política. Para que la política sea parte de la vida y no aquello que sucede en los despachos y las sedes y los escaños y los atriles. Para vivir la política y no para vivir de la política.

Vamos a seguir hasta el final.  Hemos sido pocos. Hemos atravesado alta mar con dificultades. No hemos recibido muchas ayudas, la verdad. Pero desde el domingo somos algunos más. Desde hoy muchos más. Vamos a seguir hasta el final, con quien quiera venir con nosotros.

Socialismo Democrático es solo un nombre que nos hemos dado para identificarnos internamente. Para diferenciarnos de quienes quieren más de lo mismo. De quienes solo quieren paliar dolor en vez de salvar la vida. De quienes prefieren cirugía estética que operar a corazón abierto.

Si perdemos, creemos que el PSOE morirá. Y como nos dolerá tanto ver eso, seguramente nos iremos antes. Lloraremos de nuevo, lloraremos por irnos de un partido por el que lloraron, de tristeza y de alegría, nuestros abuelos, nuestros padres. Nuestros hermanos. Pero nos iremos porque aquí ya no estará el socialismo y acudiremos allá donde esté el socialismo. Porque nosotros estaremos siempre donde esté el socialismo.

Pero lo vamos a intentar hasta el final. Es el último esfuerzo, y lo vamos a hacer.

Si te apetece echar una mano, no es difícil: sdemocratico@gmail.com.

Un abrazo

Kike