miércoles, 28 de octubre de 2015

El mundo sigue

No había visto hasta ayer "El mundo sigue" (Fernando Fernán Gómez, 1965). Qué película tan dura. Escalofriante.

Describe una sociedad española emocionalmente devastada. Una sociedad acomplejada, hipócrita, mentirosa, corrupata, débil, frívola, desnortada. Una España profundamente materialista, donde el poder adquisitivo es el valor supremo, y donde la apariencia es mucho más importante que la realidad. Una España machista donde los hombres pegan a las mujeres y las mujeres viven en función de los hombres. Una sociedad española triste, iracunda, desequilibrada, sin verdaderos valores que orienten la vida. Una sociedad española de barra de bar, de campo de fútbol, de sexo barato, de padres amargados y de hijos desatendidos, de gente enganchada a diversas adicciones para no mirarse en el espejo. Una España pringosa y en conflicto, como la foto delata a la perfección.

Sí. Exacto. Como estais pensando, una España muy parecida a la de hoy. Cincuenta años y una democracia después.

Os la recomiendo, siempre que antes prepareis bien el estómago. Acaban de editarla en una versión restaurada.

Kike.