miércoles, 20 de enero de 2010

Hierro (Gabe Ibáñez; España, 2009) [Calificación: 0]

La verdad es que simplemente escribir sobre esta película me resulta aburrido; quizá con eso esté todo dicho. También se puede expresar de otro modo: una película que cuenta la historia de una madre que pierde a su hijo y se vuelve loca necesita algo más que atmósfera. Ese parece ser el único objetivo fundamental de Gabe Ibáñez que, sin embargo, había realizado un interesantísimo e impactante cortometraje titulado Máquina, y que merece la pena revisar.

Comprendo perfectamente que alguien pueda sentirse fascinado por la isla de Hierro; también entiendo que Elena Anaya pueda ser contemplada como objeto de deseo, y que se la ruede en el 95% de los planos, desde todas las perspectivas posibles y mostrando casi todas las partes de su cuerpo; me cuesta más, pero también soy capaz de asumir la tentacíón de hacer algo tan difícil y arriesgado como "cine poético"; y, por tanto, puedo entender que se quiera basar una propuesta visual en un solo personaje y en la atmósfera. Ahora bien, que con eso se pueda hacer una película de 90 minutos que se sostenga... lo niego. A no ser que se tenga mucha experiencia o se sea un genio.

Hierro empieza ya regular, porque en una sola escena anuncia varias limitaciones: metáforas facilonas, subrayados demasiado evidentes, efectismos innecesarios, reiteraciones visuales, etc., etc. En realidad, no es un mal resumen de toda la película. Comienza siendo un drama, flirtea con el terror, pasa por el thriller y acaba intentando de nuevo ser un drama; mezcla genérica que, otra vez, supone una propuesta de alto riesgo para un debutante que se preocupa sobre todo de trabajar la textura visual de la imagen, sin atender demasiado (¿nada?) al continente narrativo. Mal asunto.

Quizá podría haber sido un buen cortometraje o incluso un mediometraje sostenible, pero Hierro no puede ser un largometraje, sino a costa de aburrir y, a ratos, incluso irritar. Sería incierto decir que no contiene bellas imágenes, algún momento levemente inquietante y, quizá, breves destellos de una interpretación esforzada de Elena Anaya. Pero es un bagaje paupérrimo para un filme cuyas pretensiones, además, parecen mucho mayores. La película falla por su inconsistencia narrativa, por su ausencia de densidad, por el escaso equilibrio entre los elementos dramáticos (diálogos, imágenes, música), por el obvio deseo de epatar con cada imagen (lo que suele llevar a no impresionar realmente con ninguna), por su excesiva confianza en una actriz con virtudes pero sin suficiente solidez para un empeño tan serio... No funciona. Y, ya se sabe, grandes pretensiones y pequeños logros... Pésimo balance.

Habrá que seguir esperando para el primer buen filme español del año. Y para que empiecen a estrenar por estas tierras cacereñas alguna de las buenas películas que andan ya por otras pantallas, en vez tanto Alvin y las ardillas 2.

Un abrazo
Kike

4 comentarios:

´´Saray´´ dijo...

Jo qué pena :S primera crítica de la película que leo y por lo que se ve es mediocre tirando a muy mala ¿no? sólo la salva las vistas de El Hierro que es una preciosidad, tan salvaje.
Con lo caro que está el cine creo que entonces esperaré a que salga en DVD para verla.
¡Un saludo!

Kike dijo...

Hola, Saray.

Antes que nada, muchas gracias por entrar en el blog, y bienvenida. Ojalá seas visitante y comentarista habitual de esta aventura que acaba de empezar.

Y enhorabuena por tu blog, que tiene muy buena pinta. Lo seguiré.

La verdad es que el cine es cuestión de gustos, y a lo mejor la peli puede sorprenderte y captar tu atención. Quiere ser muy poética y, aunque en mi opinión no lo logra, a lo mejor a otras personas les transmite cosas. El problema mayor que tiene es que es demasiado larga para tan poco argumento (y eso que dura sólo hora y media). Como tú dices, el cine es demasiado caro para ver sólo paisajes y buenas intenciones poéticas.

Besos
Kike

quartum's neph dijo...

"el cine es demasiado caro para ver sólo paisajes y buenas intenciones poéticas"

...y en cambio no cambiaría por nada del mundo la experiencia de haber visto "Baraka" en cine...

each to their own...

Kike dijo...

Hola, quartum`s neph...

Es lo que decía: lo maravilloso del cine es que cada uno lo vive a su manera, y recoge de él las sensaciones que quiere. Por eso, para alguien que busque eso, "Hierro" puede ser una buena película.

Tengo la asignatura pendiente de ver "Baraka", pero siempre supe que tenía que ser en cine. Quizá algún día.

Saludos
Kike