lunes, 2 de agosto de 2010

Prohibición de las corridas de toros en Cataluña

Hola, a todas/os.

Aunque quienes me siguen quizá estén esperando en vano mis comentarios sobre política, que llegarán pronto, esto es un muy breve aperitivo. Prohibición de las corridas de toros en Cataluña. Muy brevemente:

1. No soy prohibicionista (aunque es lógico que hay cosas que hay que prohibir, lo contrario es demagogia), y creo que lograr por otros medios lo que se pretende conseguir prohibiendo es una de las grandes habilidades políticas y personales. Dejar que la fiesta hubiera seguido languideciendo, como en Canarias, hubiera sido más inteligente. En Cataluña sólo queda una plaza y sólo se llena cuando va José Tomás. Como si los campos de fútbol sólo se llenaran con Messi o con Ronaldo.

2. La decisión del Parlamento Catalán, proviene de una Iniciativa Legislativa Popular con casi 200.000 firmas de 200.000 catalanes, ha habido un amplio debate en el parlamento y dos de los grupos (CIU y PSC) dieron libertad de voto a sus representantes. Cataluña, ni qué decir, tiene competencia plena para tomar esa decisión. Procedimiento democrático impecable. Si no respetamos los procedimientos democráticos, ¿qué queda de la democracia?

3. "La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por el modo en el que se trata a sus animales". Mahatma Gandhi.

Un abrazo
Kike

17 comentarios:

Los viajes que no hice dijo...

No, Kike. Los que te siguen, al menos esta que te sigue, no quiere oírte hablar de política. Ni de coña quiero oírte hablar de política. La política (entendida como "lo que hacen nuestros gobernantes") es el tema más absurdo, gilipollesco, asqueroso y aburrido del mundo. Si hablas de política, a secas, me entusiasmaré. Pero de Zapatero y Rajoy, esos dos mediocres incultos... No, por favor, no me tortures.

O pon un apartado en el título: "Política". Y así yo me lo salto.

Sobre lo de las corridas de toros... Bueno, tengo una cierta opinión al respecto, pero es tan políticamente incorrecta que me la voy a guardar... :)

Un beso, guapo.

Kike dijo...

¡¡¡Que tienes una opinión políticamente incorrecta y te la vas a guardar!!! Ni de coña: desembucha.

Ay, Olga, es que este es un blog de cine y política (y de más cosas). Y la verdad es que últimamente, tal como están las cosas, la política me llama. Me llama porque, por suerte o por desgracia, ahí estarán las soluciones (y los problemas) de nuestro presente y futuro, más que en el cine. Que sigue siendo, no obstante, una maravillosa máquina para soñar.

De todos modos creo que sí, que hablaré mucho más de política "a secas", como dices, o con mayúsculas, como me gusta decir a mí. Y me arriesgaré, de hecho, porque pertenezco a un partido y no debería decir en público cosas que vayan en contra, pero las diré. Hay mucho por cambiar, pero mucho, mucho... y por ahí irán mis tiros. Pero tiempo al tiempo.

Dame una oportunidad. Críticame, que es lo que me gusta, je, je.

Besos
Kike

Los viajes que no hice dijo...

Teniendo en cuenta que el líder de tu partido se ha cargado la socialdemocracia así, de un plumazo, oye, y mirando para otro lado, pues qué quieres que te diga...

Uff, es que yo ni les escucho, a estas alturas... Pueblo inculto con gobernantes incultos. Eso somos.

Kike dijo...

Mujer... la socialdemocracia es mucho más fuerte que un partido y que un líder. Por otra parte, no creo que haya sido exactamente así. Además, esto no ha acabado: habrá más reformas que equilibren la balanza, creo. Espera a 2011. Pero llevas razón, sin duda, en que el proyecto político inicial de 2008 se ha venido abajo.

El tiempo pone las cosas en su sitio. No me peleo con nadie, porque decir ahora que las cosas que se han hecho había que hacerlas (y que incluso se deberían hecer más y más duras) es lo más impopular y nadie lo va a entender. Pero el tiempo pondrá las cosas en su sitio.

Puede que lleves razón en que tenemos los líderes que merecemos, yo eso lo he dicho siempre. Y creo que para cambiar eso hay que cambiar muchas cosas. La indignación, por sí sola, es poco útil, y hay que tratar de valerse del sistema para cambiarlo. No hay otro modo. Bueno, sí, las revoluciones, un tanto sangrientas y que suelen servir para poner en lugar de los anteriores a otros peores.

Pero que no te mojas en lo de los toros, oye.

Los viajes que no hice dijo...

Aquí, se la ha cargado. No sé qué reformas puede haber que equilibren la balanza, ni sé a qué equilibrio de balanza te peudes referir. Lo de la supresión de altos cargos, no afecta a altos cargos, sino al último funcionario que ha llegado. La reforma laboral, pues la empezó Felipe González, Aznar elevó la pérdida de los derechos de los trabajadores a la categoría de arte y el ZP, no contento con eso, ataca a la propia dignidad. Entre otras cosas.

Vamos, que yo la balanza, en lo que atañe al trabajador, la veo muy descompensada. En lo que atañe a la clase dominante, está fenomenal, ojo: como siempre.

No sé a qué medidas te refieres que deberían ser más y más duras. Pero, teniendo en cuenta que los sueldos en España son indignos, indignos; que le han bajado el sueldo a los funcionarios públicos (a quienes se lo congelaron, por cierto, en épocas de bonanza); que despedir a alguien a los 52 o deslocalizarlo está a la orden del día y si no te quieres ir, te vas a la puta calle y no vas a encontrar otro trabajo más; que las mujeres estamos como estamos, laboral y socialmente hablando, etc. etc... De verdad, no sé qué medidas.

Y todo esto, siendo muy simplista. Porque si nos metemos ya en lo ladrones que han resultado ser quienes nos gobiernan, en el sueldo base altísimo que tienen, gentes sin cultura, sin educación y sin un ápice de decencia (3000 eurillos de sueldo base. Pero a los que cobran 938 les quitamos 60, hombre, no vayan a querer vivir); los jamoncillos de 3000 euros la pieza que se comieron en Mérida los ministros de agricultura de la Unión Europea y demás dispendios en tiempos de crisis; los sueldos vitalicios; los grandísimos gastos en Defensa, cuando estamos comprando aviones de la Guerra de Vietnam; los grandísimos gastos del Concordato en un estado laico; este estado de las autonomías en el que hay 17 sanidades y 17 políticas educativas, algunas aberrantes a las que no se mete mano porque los nacionalistas son unos votos seguros (los nacionalistas, que por sí mismos son de derechas, de la derecha más pura y más dura y más asquerosa, pero que tienen ataditos a los que -dicen- son de izquierdas); la desideologización de la sociedad a base de una formación académica insuficiente (cosa que les compete a ellos); el haber creado un país de lerdos pendientes del ladrillo y sujeto a la cultura del pelotazo...

Bueno, que realmente no sé qué medidas. Pero sí sé que hay personas que asumen mucho, muchísimo, el discurso de poder dominante. Y al final atacan a los de abajo. Porque no se piensan que ellos también son los de abajo. En esto, lo mejor que se ha creado es ese eufemismo de clase media. Se acabó la clase obrera y venga, a tragar y a tragar, sin discurso político, ni ideológico, ni leches.

Y no: de los toros no voy a hablar, ya te lo diré.
Y tampoco voy a hablar más de Zapatero y su oposición orgásmica (porque yo estaría orgásmica de ser Rajoy, con la política de derecha rancia que está llevando a cabo este señor), porque realmente, no me ocupo de política para no vomitar todos los días. Qué asquito de gente, dios.

Los viajes que no hice dijo...

Anda, y ahora me sale entero y antes no me dejaba... Qué raro...

Kike dijo...

Te he publicado el primero, que lo contenía todo, luego han llegado cuatro o cinco parciales...

Necesitaría un par de horas y diez folios para contestarte :-)O diez horas sin folios.

Hay dos cosas igualmente frustrantes: asumir el discurso dominante y asumir un discurso destructivo de todo lo que se hace. Ninguna de las dos formas de asumir la realidad social y política es realista, y ninguna de las dos ayuda demasiado a solucionar el problema.

Hay que partir de una realidad incuestionable: o se cambia el sistema desde dentro o desde fuera. O no se cambia. Desde fuera no se ha conseguido nunca, y cuando se ha conseguido ha sido para sustituirlo por otro que después se demostró peor y, casi siempre, menos democrático. Y desde dentro, pues es en lo que estamos (algunos).

Las medidas de ajuste se han tomado en todos los países. En España, de las más blandas. Ha habido ajustes para funcionarios del 20%. Ha habido despidos masivos, cierres de empresas públicas. Hablo de Grecia, Portugal, Irlanda. Hay que mirar también lo que se ha hecho en EE.UU. En China o India no, claro, allí los trabajadores ya cobran 200€ al mes y por eso sus productos nos cuestan aquí cuatro perras y destrozan nuestro tejido empresarial.

¿Por qué se han tomado estas, y en otros países más duras? Porque si no quiebra el sistema. Quiebra el Estado, quiebran los bancos: desempleo total, pérdida de ahorros, miseria total, hambre. Esa era la alternativa.

Ahora bien, que yo sepa se siguen cobrando 900€ al mes por no trabajar, si estás en el paro y has cotizado el máximo. Se siguen pagando las pensiones, revalorizadas en más de un 30% en los últimos años, con una congelación temporal solamente. Los funcionarios, que tienen empleo para toda la vida, se reducen un 5%, lo que parece bastante equilibrado en un país donde hay más de 4.000.000 de parados; sigue habiendo ayudas a los dependientes, sigue habiendo más de 400€ al mes para los que han perdido todo subsidio, etc., etc. Es una barbaridad decir que el PSOE se ha cargado la socialdemodracia en España, cuando ha sido, con seguridad, el país que mejor la ha preservado en el momento en que estamos.

La reforma laboral debe compendiar dos exigencias: que los trabajadores trabajen y que las empresas sean viables. Lo demás es demagogia. Si las empresas no son viables, cierran y los trabajadores van a la calle. Y no hablamos de las grandes empresas, por supuesto, que esas no tienen problemas nunca. Hablamos de las empresas familiares, de las unipersonales, de las medianas, pequeñas y muy pequeñas, de esas que han cerrado a miles en los últimos años. Y si lo que plantea la reforma laboral, entre otras cosas, es que cuando una empresa está al borde del cierre, los trabajadores bajen el sueldo para que siga siendo viable, pues que quieres que te diga: ¿tú preferirías que cerrara? ¿o qué propones?

He trabajado en el sector privado y en el público, y de verdad que las cosas no son como las pintan los profetas del país de la gominola y la mandarina. Las cosas son mucho más complejas de lo que parecen. Tú también debes saberlo... [continúa]

Kike dijo...

...[sigue] Durante los últimos veinte años nos hemos creado necesidades que cuestan mucho dinero. Tener casa propia (en Europa el alquiler es el 60%), tener coche, tener un mes de vacaciones a poder ser viajando por el mundo y de hotel en hotel, comer y cenar fuera de casa, tomarnos nuestras copitas, hacer en Navidad 50 regalos a los niños en vez de tres, celebrar la Navidad, Halloween, Semana Santa, San Valentín, y hasta los Santos Inocentes. Todo eso cuesta un huevo. Y queremos poder pagar todo eso y trabajar ocho horas, a poder ser siete, y trabajar al 70%-80% de rendimiento. Etc. Es que es imposible. Es cierto que todo eso nos lo han vendido desde el sistema capitalista, tan perverso. Pero es que hemos sido complacientes cómplices de ese sistema. Estábamos encantados con ese sistema. Pero es que se ha ido a la mierda todo, o parte, ¿y a cuántas de todas esas cosas estamos renunciando o dispuestos a renunciar? Aún no queremos creer que irnos de vacaciones con la tarjeta de crédito y luego estar pagándolas un año... es una locura, es un imposible. Tenemos que entender que muchas de las "necesidades" no son "necesidades" sino privilegios. Que hay unos mínimos que son el Estado del Bienestar (salud gratis, prestaciones sociales, educación gratis) que el Estado se puede permitir, pero que el resto nos lo tenemos que pagar los demás. Y que a partir de ese mínimo, tanto quieres, tanto tienes que sacrificarte. Tanto dinero necesito para mis necesidades, tantas horas tendré que trabajar.

No hay nada más neoliberal, ni nada más de derechas que pensar que todos podemos ser ricos, que todos podemos vivir igual. Porque para eso, hay que incrementar el capital global hasta el infinito, y no hay modo de hacerlo, hasta que nadie lo invente, de otro modo que no sea mediante el perverso sistema que tenemos ahora.

Lo que se ha hecho en España, lo ha hecho Zapatero, lo hubiera hecho Rajoy (peor), Rosa Díez, Cayo Lara y hasta Pablo Iglesias si nace otra vez. Era a vida o muerte. Cierto que se ha comunicado mal, y los ritmos no han sido los adecuados, pero eso es otra historia. Lo importante es cómo se equilibra eso, lo que hay que hacer a partir de ahora: impuestos a las rentas altas y muy altas; control de los paraísos fiscales, persecución del dinero negro. Para empezar. Esas tres cosas están en marcha y entre 2010 y 2011 ya estarán en vigor algunas.

¿Después? Garantizar el Estado de bienestar que tenemos, sobre todo: va a haber muchas presiones a la derecha para desmantelarlo. Después, como dices, retomar las prioridades: menos gasto militar (ojo, estamos en Europa, en la OTAN, en el G20: hay cosas que no podemos hacer porque nos dé la gana), menos dinero para la Iglesia, totalmente de acuerdo.

Eres injusta con los políticos. Los altos cargos que han visto reducidos sus sueldos un 15%, en muchos casos, cobran 3.000€, una pasta, sí, pero trabajan 12 y 15 horas diarias, a veces los fines de semana. ¿Y tú no conoces ningún alcalde que cobra 600€? ¿Tú serías Presidenta de la Junta de Extremadura por poco más de 3.000€ al mes?

Que hay corrupción evidente y asquerosa. Claro. De todo tipo. Lejos, cerca y muy cerca. ¿Qué muchos somos cómplices? También. ¿Que del corrupto se aprovechan 100 que hay alrededor? Evidente. Si no, ¿Qué pasa en Valencia? Hay que cambiar los partidos por dentro, hay que cambiar el sistema electoral, hay que cambiar muchas cosas.

Pero de todo eso es de lo que quiero hablar en este blog, poco a poco y con calma :-)

Besos
Kike

Los viajes que no hice dijo...

Cuatro apuntillos rápidos:

-La ley electoral no se cambia porque no interesa cambiarla. No te voy a explicar por qué, porque eso lo sabes tú mejor que yo. Y no es por el bien común. Qué curioso.

-Que las medidas de ajuste se tomen en todos los países atacando a las mal llamadas clases medias y sin tocar un ápice a las clases altas, que tampoco se ha hecho en ningún país, no es algo que me convenza excesivamente...

-No me parece equilibrado que a los funcionarios les reduzcan un cinco por ciento del sueldo. Que no es boyante, para empezar. En esto asumo discurso de izquierdas simple: el trabajador, con lo que cuenta, es con su fuerza de trabajo. Por eso le pagan. Ese precio y sus condiciones laborales marcan su dignidad. Si le bajas el sueldo, el mensaje es que su trabajo no vale una mierda. Cuando vivíamos en la abundancia y, por lo visto, todos teníamos casa y coche (yo no tenía ni trabajo) y viajábamos por el extranjero y vivíamos por encima de nuestras posibilidades (yo no tenía ni trabajo), se les congela el sueldo. Para que se lo lleven los demás.

-Que los políticos se bajen el sueldo un quince por ciento es absurdo. Es como si a mí me quitan tres euros de mi nómina. Y no, no creo ser injusta. En el sistema de cobros de dineros a cuenta del erario público, los politicos salen mucho mejor parados que los trabajadores. Para empezar, lo de los siete añitos de trabajo público, su brutalísimamente indecente sueldo base (siendo la mitad tan incultísimos como son, que da vergüenza escucharlos, con un vocabulario que no llega a las 400 palabras), sus aun más indecentes dietas y sus comisiones varias. Sus mociones de censura que son un "ahora voy a robar yo" (de ésas, he vivido unas cuantas. Y nunca, nunca, nunca han sido por el bien común, sino porque, oh casualidad, se acababa el contrato de la Limpieza y al tal y al cual le iban a llover 200 milloncejos de nada de comisión...). Y de verdad, no conozco a ninguno que trabaje doce y quince horas al día. De hecho, conozco a muchos más dedicados a recorrerse su comunidad autónoma o su ciudad inaugurando la última empresa de zutanito. En un día, puede haber cuatro convocatorias de prensa DE LA MISMA PERSONA. ¿Estamos trabajando por el bien común o para que los periodistas hagan muchas fotos?

-Te sorprenderías al saber cuánto dinero se despilfarra en gilipolleces procedente de la Unión Europea porque no se puede devolver y de qué manera se justifican las facturas. Siento mi visión del mundo, pero, según mi experiencia y lo que he visto, que ha sido bastante, los garantes del sistema están corruptos todos del primero al último.

-La reforma laboral, a lo que se ha dedicado, no es a rebajar los impuestos que pagan las pymes, que son abusivos, ni a establecer planes de formación, ni a potenciar las colaboraciones Universidad-empresa; ni a crear un tejido social propicio, por cierto, sino a facilitar los despidos y a meter miedo al trabajador. Un trabajador con miedo es un trabajador manejable y acrítico. Y un trabajador manejable y acrítico facilita un sociedad igual.

-Las necesidades creadas son eso: necesidades creadas. Pero vivo en el Primer Mundo, cariño, y todo obrero desea ser burgués. Y sí: uff, qué cosa: quiero un techo bajo el que dormir, a ser posible con agua corriente y sin tener que buscarla en un pozo a diez kilómetros de mi casa... Que ese techo sea propio o no, a mí no me preocupa. He vivido de alquiler mucho tiempo. Pero también conozco gente a la que han echado de su casa de alquiler a los 80 años porque resulta que es de renta antigua y resulta que allí van a construir... Como tenemos un país de hijos de puta, lo más lógico es querer tener una casa propia, Kike: al menos, la vejez la pasas calentita.

-No te equivoques. El sistema capitalista no se ha ido a la mierda. De hecho, a lo que vamos abocados es a un sistema capitalista mucho más perverso, más duro, más jodido, en el que vamos a perder los mismos que siempre perdemos.

Y ya me tengo que ir, así que nada.

Que yo te dije que este tema me aburre, coño.

Kike dijo...

Menos mal que te aburre... :-) Pero me encantan estas discusiones. Sobre todo, porque no veas lo que aprendo para meter caña donde la tengo que meter. Y aprendo para mí, también.

Y es que llevas mucha razón en muchas cosas que dices, y que están en el centro de todos nuestros problemas. Lo que pasa es que es sólo parte de la verdad, hay otra parte que obvias, o no conoces, o quizá no te interesa pero está ahí.

Te contesto por orden:

- Llevas razón: la ley electoral no cambia porque no interesa a ninguno de los dos grandes partidos. Sin embargo, muchos militantes (más del PSOE que del PP) presionan/presionamos para que este sea un tema de debate. A mí, personalmente, me parece una vergüenza lo que ocurre con la actual ley electoral, con los pequeños grupos nacionales infrarepresentados y los nacionalismos sobrerepresentados (algunos).

- No te convencerá, y podrás decir que mal de muchos consuelo de tontos, pero cuando en casi todos los países se ha hecho de una misma forma, no es casual. Tampoco es porque se quiera perjudicar a las clases medias, lo cual sería absurdo porque son las que dan y quitan votos, de modo que no tendría sentido. Quizá es que no se podía hacer otra cosa. Cuando tú tienes que ahorrar, con tu sueldo, 100€, te resulta fácil, pero cuando tienes que ahorrar 500€ tienes que empezar a tocar lo que nunca querrías tocar. Eso ha pasado.

- Nunca es justo que a nadie le bajen el sueldo, o casi nunca, menos a los curritos. Los sueldos de los funcionarios se han bajado proporcionalmente. A quien cobra 3000€, el 10%, a quien cobra 1000€ el 3% (por decir algo, no sé las cifras exactas). La partida de pago al personal es la más grande de las administraciones, y cuando tienes que tocar lo que nunca querrías tocar, como decía antes, hay que llegar a ella. Yo soy funcionario e interino (por lo cual ni siquiera tengo la ventaja de tener trabajo para toda la vida), y me parece justo que ahora cobre lo que cobraba en 2008. Ese ha sido mi ajuste. No es para rasgarse las vestiduras, cuando el IPC no ha subido ni un 2%. Y luego, no te engañes, que hay funcionarios (también en Extremadura) que cobran una pasta gansa. Como sueldo base o como complementos, me da igual, pero una pasta gansa. Y los que cobran 1000€, insisto, han notado muy poquito el recorte (continúa)...

Kike dijo...

... (sigue)

- Los políticos. Mujer, las ruedas de prensa, las presentaciones y los actos públicos también es trabajar. Yo, al menos, si me dedicara profesionalmente a eso, sería lo que más odiaría, más que el trabajo de despacho. Sí los hay que trabajan muchísimas horas, y muchos. Te insisto: hay muchos alcaldes y concejales con sueldos mileuristas. Búscalos. Y finalmente, te doy la razón en lo más importante: no hay nivel. Los políticos deben ser los mejores, los más preparados, la élite de la sociedad, y a veces parece que es justo lo contrario. Pero solucionar el tema de la selección de los políticos... es uno de los más complicados. Quizá las listas abiertas, para que elijan los ciudadanos en vez de los partidos. Pero con las listas abiertas ganarían también los populistas: Gil, Ruiz-Mateos, Julián Muñoz, Mario Conde y compañía.

- Es cierto que se despilfarra muchísimo en las administraciones públicas. Si los ciudadanos lo supieran, entonces sí habría una revolución. Más transparencia, más control vertical y horizontal, más exigencia a los altos cargos, más implicación de los ciudadanos (insisto: ¿Qué pasa en Valencia? Que si pongo la mano y me cae, para qué voy a hablar).

- No conozco a fondo todavía la reforma laboral, ¡pero si aún no hay un texto definitivo! Pero creo que engloba muchas más cosas de las que ha interesado sacar a los medios. La empresa necesita poder recortar cuando tiene problemas. Lo he vivido en primera persona y, te lo juro, cuando un empresario honesto (como el que me tocó) te pregunta si prefieres cobrar menos o que la empresa (o el proyecto) cierre (yo era sindicalista allí)... ves las cosas de otro modo (con los datos en la mano, claro). Pero es un tema muy complejo en el que no soy experto y además no conozco el texto definitivo, si es que existe.

- Ahí le has dado: todo obrero desea ser burgués. Ahí está nuestro problema. Que nosotros, los trabajadores, somos los primeros que hemos pervertido la lucha de clases como redistribución de la renta. Ya no queremos que los ricos dejen de ser ricos para que a los demás les toque más; ahora los pobres quieren ser ricos. Y todos ricos... pues sí, eso es el capitalismo. Los trabajadores son los primeros que han abandonado el ideal comunista-socialista (reparto de la riqueza) por el capitalista (todos burgueses). Así que aplíquemonos nuestra alicuota parte de responsabilidad.

- El sistema capitalista se debería haber ido a la mierda. Y esta es mi principal crítica a Zapatero y otros líderes europeos. Que era una ocasión magnífica para poner el sistema en cuestión y no se ha hecho. Que se podrían haber nacionalizado bancos sin que nadie rechistara, y no se ha hecho. Que se podría haber puesto al Estado en el centro de la política y se ha dejado que sean los mercados. Se está intentando corregir: Obama ha puesto coto a las operaciones financieras especulativas, y Europa lo está estudiando (a propuesta española). Hay muchas iniciativas de este tipo en la UE y en el G20, hay que ver cómo acaban. El sistema capitalista va a cambiar.

Y ahora tengo que currar un poco en casa, así que dejo que te quedes con la última palabra... de momento.

Besos
Kike

Los viajes que no hice dijo...

-Presionar para que la ley electoral sea un tema de debate no significa: a) que vaya a ser un tema de debate. b) que vaya a cambiar a medio plazo.
-No, claro que no es casual que se haya hecho en todos los países de la misma forma. Dar o quitar votos no es algo demasiado preocupante: más que nada, porque tenemos un sistema cuasibipartidista en el que los dos grandes partidos tienen asegurada la alternancia. Luego se van a tomar copas todos juntitos y a reírse de nosotros. Tampoco creo que se haya tocado lo que nunca se ha querido tocar. Se ha tocado lo que, por docilidad de la gente, era más fácil tocar. Si tienes que ahorrar, repito, hay muchísimas partidas de donde sacar el dinero. Por no hablar de gravar a las clases altas. De inspeccionar paraísos fiscales. De subvenciones varias (este es un capítulo muy interesante). Etc.
-Los sueldos de los funcionarios se han bajado proporcionalmente. Y, de todos modos, es un robo. Sí que hay funcionarios que cobran mucho. Yo, que no sé si seré funcionaria algún día (como esto siga así, me tendré que preparar las oposiciones de Secundaria porque, cierto es, Kike, yo no vuelvo a trabajar por 900 euros al mes de lunes a sábado, desde las nueve de la mañana a las once de la noche. Ya lo hice y no lo quiero), no padezco del mal de “los funcionarios son todos unos vagos”. Sí es cierto que regularía el acceso a la función pública. Pero de otra manera.

Los viajes que no hice dijo...

-Jamás consideraré trabajar dar una rueda de prensa. Lo siento, por ahí no paso. Ni inaugurar una empresa y hartarte de jamón y de que te laman el culo. Hay muchos alcaldes y concejales no sólo con sueldos mileuristas, sino que no cobran. Los hay que, en cuanto llegan al cargo, se suben el sueldo. Con la connivencia del otro partido, por si acaso dentro de cuatro años estamos nosotros y lo podemos hacer. Mira las cuentas. En los pueblos sí hay muchos políticos honrados. Los hay que cobran de su trabajo y están liberados la mitad de la jornada. El problema llega en cuanto el pueblo tiene 6000 habitantes y comienzan a cobrar de los ciudadanos. Ahí ya forman parte de la clase política. Y, como la inmensa mayoría no tiene otro oficio ni otro beneficio que ser político, pierden el culo por un sueldo vitalicio a cuenta de siete añitos currando en la política nacional. Perdona, Kike, pero se están riendo de todos nosotros. Tú estás en un partido y piensas que todos los políticos o su inmensa mayoría son honrados. Yo soy de la opinión contraria. El honrado es una excepción y se lo cargan. De hecho, todavía me martillea en la cabeza una frase que un diputado le dijo a una amiga: Tú no podrías ser política porque eres demasiado honrada. A mí me gustaría creer en algo como tú, o como mi amigo Ricardo, y ver la cara positiva de la cosa. Pero la experiencia me demuestra que, el que se mete en política, no quiere arreglar el país: quiere hacer de eso su profesión y cobrar una pasta gansa, vivir como un rico y que le agasajen. Y hacerse muchas fotos y dar muchas ruedas de prensa ante periodistas poco preparados a los que ya ni permiten que les pregunten porque así la gente ve cuánto trabajan.
-Ganarían los Marios Conde y compañía porque España es un país inculto. MUY inculto. Y el problema, como decimos una amiga mía y yo, es que encima esa gente vota. Sin tener ideología, sin tener información y sin tener conocimiento.

Kike dijo...

Te voy contestando por partes, luego pego la última que no te ha entrado por aquí y la tengo en el correo.

- Pues dar ruedas de prensa es trabajar. Trabajar es bajar a la mina, escribir sentadito en la silla, dar ruedas de prensa y hasta jugar al fútbol. Todo tiene sus exigencias, sus privaciones, sus alegrías y sus penas. Todo. No te niego todo lo que dices de los políticos, pero sí gran parte. La mayoría no son esos, sino los honrados. Al ejecutivo de una empresa también le gusta dormir en hoteles caros, y por eso no es un vago o un sinvergüenza. Que tu trabajo tenga una serie de ventajas no quiere decir que no tenga otra gran parte de mierda que la mayoría de la gente no ve. La política, bien desarrollada, es ingrata, mal remunerada y llena de desvelos. ¿O te parece una maravilla que el Presidente del Gobierno cobre 100.000€ al año cuando un ejecutivo de un banco se lleva 21 millones cuando se jubila? ¿en qué quedamos? ¿Defendemos a los que tienen pasta o a los políticos que tienen que ir a por los que tienen pasta? En la política hay de todo como en todas partes. No me hagas hablar del periodismo. O de la medicina. O de los funcionarios. O de los futbolistas. O de los profesores. O... Cuando quieras hablamos de todos ellos. Resultado: el ser humano honesto y honrado escasea en todas partes. En la politica también: con una diferencia. En la política existen más herramientas de control que en ningún otro lado, y hay que exigir que se apliquen al máximo.

- Claro que hay mucha incultura. Y de eso que hay que partir. Por eso, exigir a los políticos que estén muy por encima de su ciudadanía, no deja de ser bastante hipócrita.

Kike dijo...

- Presionar para que cambien las cosas es hacer algo, aunque no se note mañana. ¿Quejarse es hacer algo?

- Lo de gravar a las clases altas ya te lo decía en otro comentario, y entre 2010 y 2011 se va hacer. Con lo otro no estoy de acuerdo. No hay nada que quiera más un partido que el poder, y si Zapatero sabe que con las decisiones que ha tomado pierde las elecciones, y aún así las toma, no te quede la menor duda que no le queda más cojones que tomarlas.

- Ay, amiga: regular el acceso a la función pública; y hacer evaluación de desempeño periódica; y remunerar por productividad. Mencionas la soga en casa del ahorcado. Mira, ¿ves? Una cosa que ningún partido se va a atrever a hacer nunca porque el que lo haga, ese si no que no ganará las elecciones en su puta vida. Mira si somos hipócritas, aunque todos sabemos que sobran fucionarios, que muchos no hacen nada y que se está tirando el dinero a espuertas con este tema. Y si aún así viene uno y dice: se acabó, le apedrearíamos pero bien.

Kike dijo...

Pego aquí lo que te faltaba y contesto en el siguiente comentario:

"-¿Qué pasa en Valencia? Nada que no haya pasado antes con el PSOE en otros municipios y en otras provincias. No me hables sólo del PP, Enrique, que el PSOE ha sido y es corrupto hasta las trancas.

-Para que los ciudadanos se impliquen, han de saber que pueden implicarse. El sistema niega esa implicación. Porque no les da cauces de participación. Ninguno.

-Cuando hablo de la reforma laboral, no hablo de ésta: hablo de las anteriores. Siempre se prefiere cobrar menos a tener que cerrar. Ahora, eso sí: admitir un ERE porque has bajado beneficios, es inhumano. Degradante. Aberrante. Y eso ha pasado aquí a tutiplén. La empresa tiene unas cuentas de un 90 por ciento de beneficios menos que el ejercicio anterior y, como quiere seguir teniendo los mismos beneficios, echa a la gente a la calle. Asqueroso. Y encima se lo permiten. De vergüenza.

-El sistema capitalista no se va a ir a la mierda porque jamás se ha cuestionado al sistema capitalista. Esto es como cuestionar la democracia o la manera en que se sustenta nuestra democracia. No se cuestiona porque todos estos sistemas son tan, tan, tan geniales... Que cómo los vamos a cuestionar, por Dios. ATTAC lleva desgañitándose años para acometer ciertas reformas económicas. Y nada. Porque no interesa. El hambre en el mundo, por ejemplo, no se acaba por falta de voluntad política.

-El sistema capitalista va a cambiar. Menos derechos laborales, más precariedad y menos futuro. Más gente frustrada y amargada, más gente infeliz".

Kike dijo...

- No hablo de Valencia porque sea del PP. Lo hago porque es un ejemplo perfecto de que el ciudadano sabe la mierda que hay y siguen votando y votando a los mismos. ¿Por qué? Porque muchos de esos que votan también ponen el cazo. ¿Es corrupción política o corrupción ciudadana? Ay, amiga, que frontera más fina.

- Estoy de acuerdo: el sistema debe crear cauces de participación. Los partidos deben espabilar con esto, es uno de los grandes cambios que hay que hacer. Por cierto, el PSOE de Extremadura lo está haciendo, y puede que dedique a ello uno de mis próximos posts. Mientras no se haga, los partidos no están legitimados para pedir implicación ciudadana.

- En reforma laboral insisto que hasta que no me meta en ella a fondo prefiero no mojarme demasiado. Pero, en general, es cierto que las empresas tienen muchas prerrogativas. También te digo que el Estatuto de los trabajadores que tenemos en España es uno de los más ventajosos del mundo.

- El hambre en el mundo no se acaba por falta de voluntad política, y es una vergüenza, una de las grandes vergüenzas que arrastramos generación tras generación, sí señora. Pero con esta crisis sí se ha cuestionado el sistema. Si quieres te escaneo... ¿20?¿40¿100? recortes de prensa donde se ha cuestionado. Ahora bien, se ha demostrado que los mercados tienen más poder que los políticos. ¿Que me regulas? Te hundo. Y ante eso, ¿Qué hacer? Es uno de los grandes retos del futuro.

Olga, el brutal nihilismo de pensar que nada se puede cambiar, que todo es una mierda y lo va seguir siendo, que hay que destruir todo. ¿Y qué hacemos después con la ruinas? ¿Y de qué nos vale constatar que la mierda huele a mierda? Eso sí creo que genera frustración, infelicidad, tristeza, parálisis, amargura y, sobre todo: deja en manos del enemigo todas las armas.

Y a pesar de todo, hay más de 200 países donde se vive peor.