viernes, 1 de octubre de 2010

Tomás Gómez: otra pista


Hola a todas/os:

Hace unos días comencé una serie de posts sobre política o, mejor dicho, sobre "nueva política". Aquello en lo que debe convertirse la política para volver a interesar a la mayoría de los ciudadanos. Aquello que nunca debió dejar de ser. Fue a propósito de la I Conferencia Política del PSOE de Extremadura, a la que tuve la suerte de poder asistir, y donde se comprobó la tesis que llevo defendiendo más de un año: que se debe crear un nuevo escenario cuyos cimientos es una nueva forma de entender los partidos. No me quiero repetir, porque en el post y en muchos comentarios de mi Muro de Facebook (sobre todo del sábado 25 de septiembre) pueden leerse muchas cosas, pero como resumen: el PSOE de Extremadura está sabiendo ver hacia dónde debe girar el partido (los partidos): verdadera participación ciudadana, renovación de las estructuras, empleo de la Política 2.0. Estas tres cosas encierran casi todas las demás, casi todas las esenciales. Fue un acontecimiento histórico, porque era la primera vez que un partido político (en el ámbito regional en este caso) componía un documento base para un programa electoral (el de las elecciones municipales y autonómicas de mayo de 2011) con la participación de todos los militantes que quisieron y de muchos ciudadanos ajenos al partido.

Este fin de semana se produce otro hecho importante. Que tiene precedentes, pero aún así muy importante. Va en la misma dirección, y hay que ir aprendiendo a leer los signos. Se trata de las primarias en el Partido Socialista de Madrid (PSM), donde Trinidad Jiménez (apoyada por el "aparato" del partido y explícitamente por el Presidente del Gobierno) y Tomás Gómez (Secretario General desde hace tres años) se disputan la candidatura a la Comunidad Autónoma de Madrid. Y es un hecho que va en la misma línea porque es un "hasta aquí hemos llegado" de los militantes hacia el habitual funcionamiento orgánico, de arriba hacia abajo, de los partidos. No es un "no" a Zapatero sino algo más: un "no" al modo en que el PSOE (y el resto de partidos) vienen funcionando desde siempre. Es un "no" a la "vieja política".

Este cambio, impulsado por una militancia deseosa de que ocurra, está en sintonía con lo que quieren los ciudadanos, como no puede ser de otro modo, puesto que los militantes somos ciudadanos. Este cambio es inevitable. Va a ocurrir. Es cuestión de tiempo. Si no me equivoco, como vengo diciendo hace mucho tiempo, ocurrirá más temprano que tarde, ya está ocurriendo. Si no me equivoco, y Tomás Gómez gana el domingo, esté cambio ya está en marcha. Si no... habrá que esperar, pero será cuestión de meses, un año, dos... poco más. No puede ser de otro modo.

Y sigamos viendo las pistas que nos da la actualidad. Todo apunta hacia ahí. Porque ese cambio es el imprescindible para todos los demás, que son a su vez cuestión de supervivencia para un país más herido de lo que parece.

Un abrazo
Kike

No hay comentarios: